Biografía y trayectorias de Cesar Manrique

Descubre en este artículo la biografía completa de Cesar Manrique, también su trayectoria como pintor y escultor.

César Manrique nació en Arrecife el 24 de abril de 1.919. En aquel tiempo sus padres vivían en el Charco de San Ginés. Su padre era comerciante, su abuelo notario y una de sus abuelas procedía de Sevilla, mientras que su familia era originaria de Castilla. Manrique tuvo dos hermanas, una de ellas gemela suya, y un hermano.

Historia de Cesar Manrique

Tras estudiar primaria y secundaria, marchó a la Universidad de La Laguna para estudiar arquitectura técnica, pero después de dos años los abandona y, en l.945, ingresa en la Academia de Bellas Artes de San Fernando, en Madrid, graduándose cinco años más tarde como profesor de dibujo y pintura,Cuando contaba 23 años de edad realiza su primera exposición pictórica en Arrecife propiciada por Pepin Ramírez Este amigo de la infancia se convertiría más tarde en uno de los más prestigiosos políticos que ha dado la isla, posibilitando que César Manrique realizara sus creaciones en Lanzarote.

"Cuando era niño pasaba los veranos en Famara, un pequeño pueblo de pescadores en la costa nordeste de Lanzarote. La belleza del entorno causó en mi una fuerte impresión, especialmente los imponentes Riscos de Famara, ante los que pasé horas interminables cautivado por su reflejo sobre la arena mojada durante la marea vacía.
Bebí de los colores de aquel microcosmos contenido entre el cielo, el mar y los Riscos de Famara, curioseé entre la flora y la fauna y quedé marcado por las texturas de la tierra. Aquellos felices veranos de mi infancia motivaron más tarde mi labor de defensa de la naturaleza."

El surrealismo se incorpora al arte mundial en l.954, fecha en la que Manrique, junto con un grupo de artistas afines, crea la vanguardia del arte abstracto y abre la primera galería no figurativa de España, denominada Fernando Fé. Este movimiento artístico nace en una época particularmente difícil apenas 15 años después de finalizada la Guerra Civil, en el instante del inicio de la consolidación internacional de la dictadura del General Franco.
En l.964 Manrique marchó a Estados Unidos invitado por Nelson Rockefeller, quien había adquirido algunas de sus pinturas. Expuso en Houston y New York, donde la prestigiosa galería Catherine Viviano lo representó en exclusiva durante los próximos cuatro años.

En 1966, regresa de manera definitiva a Lanzarote. Manrique desarrolla una intensa labor como creador de espacios. Sin embargo, pese a esta ocupación, nunca abandonará su condición. Desde finales de los 60 a principios de los noventa, su actividad plástica, siempre matérica y abstracta, sigue caracterizada por la experimentación de la materia, así como la recuperación del color de la etapa de los cincuenta.

De las primeras cosas que Manrique intentó y consiguió fue convencer a sus paisanos de la importancia de basarse en la arquitectura tradicional para la construcción de las viviendas, así como erradicar el uso de las vallas publicitarias del paisaje y de las carreteras.

Durante varios años trabajo en la creación de espacios urbanos únicos y perfectamente integrados en el entorno de la isla de Lanzarote, así , en colaboración con el cabildo insular cuyo presidente en aquel momento era su amigo Pepín Ramírez, desde finales de los 60 se inician varias obras en distintos puntos de la isla: la casa-museo El campesino, se instala la escultura Fecundidad, comienzan las obras de El Restaurante El Diablo, Timanfaya, Mirador del Río, Jameos del Agua, rehabilitación del castillo de San JoséInicia la construcción de su casa Taro de Tahiche que más adelante se convierte en la Fundación que lleva su nombre. Y más adelante el Jardín de cactus y su casa en Haría.

También abrió un centro cultural multidisciplinar llamado El Almacén que ha vuelto a abrir sus puertas hace pocos días, tras un período de reformas continuó con su creación pictórica y exponiendo en el extranjero durante varios años, incluso creo y colaboró n muchos proyectos de canarias, península y europa.

Lucho por la conservación ecológica, ya en una época donde las palabras ecología y medio ambiente no eran tan habituales como ahora, y tuvo que enfrentarse ante la justicia., por sus actuaciones en defensa de esa convicción. Era un hombre consecuente con lo que decía y en la realización de su obra integrada en la naturaleza nunca añadió nada a lo que la naturaleza había creado se limito a resaltar su belleza.

Recibió gran cantidad de premios y el reconocimiento de personalidades de varios paises.

Murión trágicamente en un accidente de tráfico el 25 de septiembre de 1992.

Trayectoria como pintor:

Cesar se consideraba pintor, a pesar de demostrar su maestría en múltiples facetas como escultor, decorador, urbanista, arquitecto, etc.

Es por ello que utilizaremos la pintura para seguir la evolución del artista a lo largo de los años en los que podemos observar tres épocas fundamentales.

El comienzo de la primera etapa podemos hacerla coincidir con su beca en 1945 en Madrid donde ingresa en la Academia de Bellas Artes de San Fernando y donde empieza una intensa actividad artística.

Mas tarde en 1965 se traslada a Nueva York donde reside hasta 1968. Años que consideró como los mas aleccionadores de su vida y le relaciona con personalidades del mundo cultural y tendencias artísticas de la época.

"En Lanzarote está mi verdad". Nueva York le fascinó pero al tiempo le inquietaba el vacío espiritual que sentía en aquel mundo artificial, masificado y competitivo. Regresa a Lanzarote en 1968 y comienza así su tercera etapa y concibe su ideario estético:
arte- naturaleza / naturaleza-arte

Además César creó infinidad de logotipos y símbolos para empresas comerciales de la isla y de fuera de la isla. que se han convertido en sello inconfundible

En la inauguración del observatorio astronómico del roque de los muchachos, diseño un conjunto de banderas del cosmos que en breve serán incorporadas a estas paginas.

 

Trayectoria como escultor:

Esculturas integradas en sus intervenciones espaciales bien como elemento señalizador o bien como elemento introductorio al ambiente en el que nos vamos a sumergir.

Una parte importante de la escultura de César Manrique la constituyen los móviles, lo que él llamaba Juguete del viento.

Son estructuras sólidas, pesadas, de hierro, compuestas de esferas, círculos, pirámides... Con el viento se vuelven etéreas, sin peso, y establecen un complicado movimiento rotatorio opuesto, interpretándose.

Sin duda había asociado su imagen con la de los molinos de viento, muy abundantes en Lanzarote en el pasado. Quería poblar aquella geografía con estas referencias sustitutorias, ante la lenta desaparición de los molinos. Sus planes incluían la instalación de Juguete del viento en diversos puntos estratégicos de toda la isla.

En 1990 emplaza uno en Arrieta: una pesada y espectacular "veleta" de hierro pintada de color rojo que se mueve suavemente señalando la dirección del viento.

Dejó varios bocetos . Posteriormente los talleres del Cabildo de Lanzarote, donde fueron ejecutadas buena parte de sus anteriores esculturas, los han ido construyendo y emplazando por toda la isla.

Otras esculturas de otros estilos (pop, poscubista), con materiales como hierro madera, hormigón, materiales encontrados, complementan los entornos espaciales creados por el, integrándose totalmente en ellos

César creó infinidad de logotipos y símbolos para empresas comerciales de la isla y de fuera de la isla. que se han convertido en sello inconfundible

En la inauguración del observatorio astronómico del roque de los muchachos, diseño un conjunto de banderas del cosmos que en breve serán incorporadas a estas paginas

Las instalaciones que en la actualidad constituyen la sede de la Fundación César Manrique están conformadas por la casa del artista, las dependencias que ocupaba el servicio doméstico y los garajes. El conjunto del espacio mencionado fue reciclado por el propio César Manrique para reconvertirlo a su nueva función de espacio museístico e infraestructura administrativa y de servicios. Apenas franqueada la verja de entrada, las primeras instalaciones que el visitante encuentra a su izquierda albergan las oficinas de la institución. Con anterioridad, en ellas residía el personal que atendía al artista.